fbpx
Preparar los pezones para la lactancia

Preparar los pezonesPor la falta de información, muchos mitos se han generado entorno a las embarazadas y la forma correcta de preparar los pezones para la lactancia. Es cierto que, como madres primerizas, hay inexperiencia y ésta se ve rebasada cuando otras madres dan consejos y falsas historias sobre la lactancia; como por ejemplo, que es dolorosa.

Sin embargo no podemos perder de vista que dar pecho es un momento distinto para cada madre y depende de la forma anatómica de los pezones, del tipo de piel, del umbral del dolor y hasta de lo relajada que se sienta la mujer al momento de darle de comer a su hijo.

La lactancia requiere de práctica, por lo que no debes tener miedo, ya que lo importante es que este proceso sea agradable y confortable para ambos, por eso, en nuestro blog de Aldonza te presentamos unas recomendaciones adecuadas y perfectas para que puedas preparar los pezones.

Preparar los pezones, nuestra recomendación

  1. Da masaje en tus pechos a partir del octavo mes en adelante, no lo hagas antes pues podría provocar contracciones.
  2. El masaje debe realizarse suavemente con aceite o crema humectante sin perfume.
  3. Algunas veces, las mamás necesitan pezoneras para amamantar. En este sentido, es una buena alternativa, además de que actualmente en el mercado las pezoneras las fabrican de silicona. Su delgadez puede ayudar a que tu piel no se agriete ni se irrite demasiado.
  4. Con tu propia leche, limpia siempre el pezón antes de alimentar al bebé.
  5. Verifica una postura correcta, ya sea sentada o acostada, pero con la espalda y pies bien apoyados. Ello para ofrecer una posición de descanso, ya que nunca se debe doblarla columna para alcanzar al pequeño. Te recomendamos nuestro cojin almohada de lactancia para colocar bien a tu bebé.
  6. Constata un buen acoplamiento del bebé a tu pecho: todo el pezón y la areola dentro de la boca del niño o niña, nariz y mentón apoyados en ti; y el abdomen y tórax del bebé descansados sobre tu cuerpo, permitiendo así que el cuellito le quede derecho y sostenido.
  7. Antes de retirar al bebé del pecho, debes introducir el dedo meñique por su comisura labial, para avisarle que suelte el pecho y así poder retirarlo sin tirar el pezón.
  8. Al terminar de amamantar, es necesario limpiar el pezón con la misma leche y dejar secar al aire antes de tapar la mama con el sostén.

Cuidados para aminorar las molestias

  1. Aumenta la frecuencia de las tomas, esto disminuye las molestias porque entre más veces das pecho a tu bebé, más rápido se acostumbra la piel a este procedimiento.
  2. Si tienes mucha leche, lo mejor es extraerla y guardarla en el congelador.
  3. Otro dato es amamantar alternando los pechos para que ambos se descongestionen de manera equilibrada.

Sigue estas recomendaciones para que tu lactancia sea más eficaz y con armonía para tu bebé. Recuerda siempre acudir con tu médico, sólo él te dará las mejores recomendaciones para preparar tus pezones para la lactancia.

Fuentes

Cuéntanos tu experiencia.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos sólo son requeridos *

X