Introducción a la lactancia materna

Introducción a la lactancia materna

La lactancia materna es la más recomendable según la UNICEF. Con base en múltiples investigaciones, se ha demostrado que la lactancia es más que alimentación para el bebé. La leche materna también estimula el desarrollo del sistema inmune del bebé y le proporciona elementos contra inflamaciones e infecciones. Mientras que, en la mamá, reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovarios, diabetes tipo II y enfermedades cardiovasculares.
La lactancia materna se da en tres etapas, cada una correspondiente a un tipo de leche producida.

Calostro

Se produce los primeros 3 o 4 días posteriores al parto y es el precursor de la leche materna. Es un líquido grueso, amarillento que también puede salir durante el embarazo.
Este líquido está lleno de proteínas, vitaminas y minerales que estimularán el sistema inmune de tu bebé para defenderse de bacterias y virus. También sirve para recubrir su estómago e intestinos, lo que sirve para que no se adhieran bacterias, parásitos y otros. Así mismo, activar el correcto funcionamiento de su sistema digestivo.
Si bien la cantidad que se produce no es mucha, es suficiente para el bebé pues está ajustado a sus necesidades.

Leche de transición

Parece una mezcla de leche con jugo de naranja y se produce entre el día 5 y 10 aproximadamente. Este tipo de leche tiene más lactosa, grasa y calorías que el calostro. Al comenzar a producirla, experimentarás un aumento brusco de cantidad de leche.
Sus características van variando hasta alcanzar las características de la siguiente etapa. Esto también sirve para que el bebé se vaya adaptando a nuevos sabores y cantidades de alimento.

Leche materna madura

Esta leche se produce a partir del 10 día. Es delgada y blanca (puede ser azulosa también). Está llena de nutrientes y grasa para el óptimo crecimiento de tu bebé durante sus 6 primeros meses de vida. Sus principales componentes son: agua, proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas.

Recuerda que los componentes de la leche materna dependen de la alimentación de la madre. Entonces, asegúrate de que tu alimentación sea balanceada y multivitamínica. La composición de la leche materna varía a lo largo de todo el periodo de lactancia. Sin embargo, ten por seguro que siempre será lo que tu bebé necesita.

Adriana Carranza

Ver todos los mensajes

Deja una Respuesta