Los Cólicos en Bebés ¿Cómo quitarlos?

Los Cólicos en Bebés ¿Cómo quitarlos?

cólicos en bebés

Los cólicos en bebés o el denominado cólico del lactante es uno de los motivos más frecuentes por el que se realizan consultas pediátricas, pues en parte del malestar causado a los bebés, la desesperación se aprovecha de los padres, mismos que no encuentran respuestas para poder ayudar al recién nacido a dejar de llorar.

Si actualmente vives esta situación y deseas conocer algunas de las posibles causas de los cólicos en bebés y si además, quieres saber como ayudar a tu bebé a que deje de llorar, en nuestro artículo Aldonza te explicamos como hacerlo.

Cólicos en Bebés o Cólico del Lactante, lo que debes saber

Antes de realizar búsquedas sobre posibles causas y soluciones para los cólicos del lactante, debes saber que todos los bebés lloran en su mayoría porque intentan comunicar algo. Por ejemplo, el bebé se cansó de la cuna y desea que lo muevas de lugar, por hambre, por sonidos abruptos, por ganas de defecar, por gases y hasta por soledad. Identifica bien primero la causa.

Podemos consideran entonces a los cólicos en bebés cuando el llanto ocurre en un recién nacido, por lo menos de tres meses de vida, en horarios tarde-nocturnos (seis y siete de la noche) y lleva llorando hasta tres horas seguidas por lo menos tres días a la semana. Este tipo de llanto no se quita al cubrir al bebé con una cobija o al cogerlo en brazos.

Posibles causas del cólico del lactante y sus soluciones

Este llanto tan molesto que emiten los bebés, parece solucionarse sólo después de que el bebé cumple los tres meses, cuando ya es maduro y cuando pones en práctica alguna de estás posibles soluciones.

Si tu médico le ha diagnosticado cólico a tu bebé, puedes intentar lo siguiente:

  • Lo primero, es asegurarte de que el bebé realmente no llora por hambre. No lo obligues a alimentarse si no está interesado en el biberón o en el pecho. Alimenta a tu bebé en un lugar tranquilo y en el que te encuentres relajada. Hazlo con el bebé erguido y no acostado. Utiliza algún cojín de lactancia (Checa algunos aquí)
  • Los bebés que desarrollan cólicos tienden a acumular muchos gases. Intenta nuevas posiciones para alimentar al bebé y nuevos biberones que contribuyan a reducir la cantidad de aire que tu bebé traga mientras está siendo alimentado.
  • Ayúdalo a que eructe más seguido durante la alimentación y no lo acuestes inmediatamente después de la misma, sino mantenlo en brazos meciéndolo a un ritmo regular y mientras caminas lentamente.
  • Arrullar al bebé meciéndolo puede calmarle cuando esté llorando. Lo puedes mecer en los brazos, en una mecedora, en la cuna o en una sillita tipo columpio (cuando ya controlen la cabeza).
  • Cántale y háblale despacito. Ofrécele objetos interesantes para que mire de diferentes formas, texturas y tamaños.
  • Coloca al bebé a través de tu regazo sobre su estómago y frótale la espalda. Utiliza algún grandioso cojín de semillas como nuestros Animaluches

Más soluciones disponibles

  • Trata de bañar a tu bebé en la noche, muévelo y juega con él antes de la toma nocturna.
  • El chupón ayuda, con la succión se relaja su estómago y le ayudará a sentirse mejor.
  • Un paseo en coche, o en su carriola, el ruido constante y monótono de los electrodomésticos y la música suave pueden lograr que se calme.
  • Cambia de técnicas para sacar los gases: masajea a tu bebé. Colócalo tumbado boca arriba y sin el pañal y desliza tus manos por su abdomen en sentido circular, cántale y háblale despacio. Posteriormente, se flexionan las piernas del bebé hasta que sus rodillas contacten con el abdomen, comprimiéndolo. Estos ejercicios se repetirán varias veces. Le ayudará para expulsar gases.
  • Para ayudar al movimiento de gases y disminuir la acidez, es conveniente que cargues a tu bebé en posición vertical. Le ayudará a expulsar los gases que le están molestando. Permite que mire hacia delante, a los bebés les gusta tener diferentes vistas del mundo.
  • Tómalo en brazos y abrázalo. Los bebés no se malcrían por recibir demasiada atención. Sin embargo, pueden tener problemas más adelante si se les ignora y no se satisfacen sus necesidades cuando son bebés.
  • Algunos bebés necesitan una disminución de la estimulación y se podrían sentir bien envueltos en mantas en una habitación oscura.

Fuentes

Baby Center
MayoClinic.org
Infogen.org.mx

Etiquetas: maternidad

Adriana Carranza

Ver todos los mensajes

Deja una Respuesta