Beneficios de que los niños crezcan con una mascota

Son múltiples los beneficios que pueden traer a nuestros niños el crecer con una mascota.
Aquí te dejamos algunos.

Los bebés que conviven con perros se enferman menos

De acuerdo con un estudio realizado en el Hospital Universitario de Kuopio, en Finlandia, de los bebés que viven con perros durante el primer año de su vida, un tercio era más propenso a evitar enfermedades respiratorias e infecciones que su contraparte. Esto es consecuencia de que al estar en contacto con los gérmenes aumenta el sistema inmunológico de los bebés para prevenir las enfermedades.

Las mascotas ayudan a los pequeños lectores a ganar confianza

Los niños que están aprendiendo a leer, a menudo tienen problemas al leer en voz alta para otras personas, pero no tienen la misma ansiedad en torno a los animales. Leerle a un perro es la manera perfecta para que los niños adquieran confianza.

Los niños con perros tienen menos alergias

De acuerdo con un estudio publicado en Clinical & Experimental Allergy, los científicos han encontrado que los niños que crecen cerca de los perros son un 50% menos propensos a desarrollar alergias y asma que los que crecen sin un perro.

Los niños con perros tienen corazones más saludables

Tener un perro se ha relacionado con el aumento de la salúd cardiovascular. Estar cerca de un perro puede disminuir el estrés, la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que lleva a un corazón más sano y a una vida más saludable.

Los ayuda a hacer más ejercicio

Es fácil ver que al convivir con un perro pasamos más tiempo al aire libre. Los perros son grandes compañeros para actividades al aire libre. Todo esto se refleja en niños más saludables, acostumbrados a un estilo de vida más activo.

Los perros ayudan a reducir el nivel de estrés en niños con autismo

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Montreal, las hormonas del estrés de un niño con un trastorno del espectro autista se reducen drásticamente cuando se vive con un perro entrenado.

Las mascotas conducen a la unión entre hermanos

Un perro en la familia puede ayudar a los hermanos a crecer más unidos, ya sea por el simple hecho de jugar juntos con el, de amarlo, o hasta el hecho de compartir las responsabilidades.

Niños alérgicos a los perros, al convivir con ellos son menos propensos a contraer eczemas

De acuerdo con un estudio de la Facultad de medicina en la Universidad de Cincinnati, los niños que conviven con un perro y también tienen alergia a los perros son cuatro veces menos propensos a tener eczema

Ayudan a los niños a socializar

Crecer con un perro ha demostrado que ayuda a los niños a aprender habilidades sociales, controlar sus impulsos, e incluso a mejorar su autoestima.

Los niños crecen de la mano de una compañía amorosa

Los perros están siempre contentos de verlos al llegar a casa y su amor es incondicional. Son el confidente ideal y compañeros de juego siempre dispuestos. No hay mejor amigo para un niño que un perro.

Crecen aprendiendo a tener responsabilidades

El compromiso de cuidar cada día a un animal es una gran manera de enseñar la responsabilidad a un niño. Alimentar a un perro es un honor que requiere mucho trabajo.

 

Si sabiendo todo esto, te has animado a adoptar una mascota te recomendamos a la fundación PNA México Adopta

También te recomendamos visitar nuestra categoría mascotas, en donde encontraras la cama mas cómoda que cualquier peludo quisiera tener.

 

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos sólo son requeridos *

X